NIEVA

Silencio. Ya llegan. El alma que se calla, el espíritu que se hiela. Azul, violeta, gris, morado, lila y plateado. Silencio. Ya llegan. Los veo, sonrio. Se enciende una luz. Todo se ilumina, El frio invierno tambien. Silencio. Ya llegan. Veo los copos caer. Me iluminan, los observo. Me llevan, desaparezco. Silencio. Ya nieva.

FUERA DE JORNADA

Suena el despertador del móvil. Comienza tu jornada. Te duchas, vistes, coges tus cosas y sales de casa dirección a tu trabajo. Te quedan por delante ocho largas horas de jornada laboral; de hablar con jefes, clientes y compañeros. Procuras ser lo más amable, compresivo y paciente posible, y evitar así, incomodidad, roces y rechazo…

LAUREL EN LA COCINA

Abro los ojos. Entre las ranuras de las contras de la ventana entran rayos de sol. La piedra de mi habitación está fría después de una larga noche de helada. El valle es un lugar precioso pero también húmedo, por eso al abrir las ventanas veo la blanca hierba en los lugares sombríos donde los…

INDEPENDIENTE DE TU MENTE

Nadie niega lo que quieres para ti, porque solo tú puedes saberlo. Pero dar a conocer algo tiene un valor incalculable. Es infinitamente más grande que tú mismo. Aunque la respuesta no siempre buena o no siempre tengas respuesta. Cuando solo hay una opción y no es buena, evitas mostrar lo que quieres. Lo que…

ESTRELLA Y LA NOCHE

Estrella tiene cuatro años y lo que menos le gusta es la noche porque dice que hay que dormir. – Mamá, yo no quiero dormir. – ¿Y eso por qué? – Porque después, no sé cuándo despertar. La mamá de Estrella, fue hacia la ventana y subió un poco la persiana. – ¿Ves estás rejillas…

¿Y SI NO ME LO DICES?

Si no me lo dices, no te veo Si no me lo dices, no te escucho, Si no me lo dices, no te hablo No te llevo, no te traigo. Si no me lo dices, no ando. Si no me lo dices, no bailo. Si no me lo dices, no como. No bebo, ni tampoco…

CORONAS QUE MUEREN EN EL CIELO

Con los ojos cerrados, bailo. Bailo al son de mis hermanas, entre olor a prados verdes y tierra del alba. Mientras, miro al cielo, dándole vida al viento. El sol susurra entre la brisa, jugando al escondite con el viento. Me acaricia, me impulsa y me deja. Me impulsa y me vuelve a dejar. Mientras,…