Palabras Contra Palabras

Al final de la historia, las palabras nadaban contra las palabras. Era un río, un mar, un lago, un océano… ¡es lo mismo!

Las palabras se mecían. Iban, venían y chocaban entre ellas. Algunas intentaban agarrarse a otras, se pisaban y se hundian. Otras buceaban para dejar de sentir el vaivén del navío.

Verdad, era la palabra que más se alejaba. Pero las olas la traían y con la inercia, chocaban con perdón, quien lleva lidiando con confusión desde que desembarcaron en el mar capitaneados por confusión.

Confusión siempre va delante, guiando a todo el rebaño. Menos mal que está sentido para darles un motivo.

Experiencia esta tranquila. Nada de aquello es desconocido y aunque no vea el horizonte sabe que tiene un destino.

Miran todas al cielo, estrellado y frío esperando ver a la mañana, un rayo cálido de alivio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s