EL VALOR DEL DESCARTE

Lluvia, sofá, manta, Netflix y… escribir guión. Hoy es una de esas tardes en las que trabajar es un placer.

Estoy escribiendo un guión y hoy tocaba ordenar el material. Es una parte muy relajante porque es como hacer un puzzle: no precisa mucha atención y puedes hacerlo de forma relajada.

La clave son los post-it y una mano firme a la hora de decidir que se queda y que se va.

Es difícil desechar material que con tanto trabajo has elaborado. Pero es necesario.

Hay una parte del trabajo de arte que está ahí para decir que no debe estar ahí. Y otras veces está para decirte que todo lo demás no debería estar junto a él. Siempre hay que valorar tanto el material que se agrega como el que se deshecha. Es una lección que aprendí en las clases de Procesos Escultóricos de la facultad.

La clave en este proceso es que todo tiene tanto valor como ninguno.

Ese es el peso de esta parte del trabajo y de la vida en general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s