LA NIÑA DEL MANDILÓN AZUL

Laura tiene tres años y un hermano mayor. Este año, empieza en el colegio infantil y todos los niños estrenan mandilón nuevo; excepto Laura, que hereda el mandilón de su hermano mayor: un mandilón de color azul. 

Cada mañana, antes de entrar en clase, los niños  y niñas cogían los mandilones de los percheros del aula: las niñas se vestían con mandilones rosas y los niños se vestían mandilones azules. Entre las niñas de los mandilones rosas, estaba Laura con su mandilón azul.

– ¡Eres un niño! -se burló una niña.

– ¿Por qué? -le preguntó Laura desconcertada.

-Porque llevas un mandilón azul y los mandilones azules son de niño.

Todas las niñas se rieron de Laura.

Al llegar a casa, Laura le dijo a su madre:

-¡Mamá, quiero un mandilón rosa!

-Ya tienes un mandilón ¿Para qué quieres otro?

-Mi mandilón es azul, que es de niño y yo quiero uno rosa, que es de niña.

-¡Boh! -resopla la madre -¡Eso son tonterías!

-¡Todas las niñas llevan mandilones rosas! -replica Laura muy enfadada -¡dicen que soy un niño porque llevo mandilón azul!

-¡De eso nada! ¡ese mandilón está casi nuevo! ¡no voy a gastar dinero en otro por esa tontería! ¡No les hagas caso!

Laura, resignada, no dice nada más.

Día tras día, Laura sufría las burlas sus compañeras. Ninguna niña quería jugar con ella. Cansada, Laura decidió que no se pondría mandilón, así que se pasaba los recreos castigada sentada en el banco de la clase sin poder salir al patio.

El curso fue transcurriendo y Laura aprendió a leer muy rápido ¡Era primera de la clase! También era la primera en aprender a escribir, aprender los colores, reconocer la derecha y la izquierda y a saltar a la comba. Laura era la primera junto con su compañero Angel. Angel y Laura se convirtieron en grandes rivales pero sobre todo en los mejores amigos: en el patio jugaban juntos y en clase competían por ser los mejores. 

Un día, sin darse cuenta, las niñas que antes la discriminaban por vestir mandilón de color azul, comenzaron a admirarla: ¡Todas querían jugar con ella y en clase animaban a Laura para que fuese la mejor! Ya no les importaba de que color era su mandilón, solo querían que Laura fuese la mejor pues, los mandilones azules ganaban pero uno de ellos, era una niña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s